uida
No te lo pierdas

En McLaren están encantados con Alonso

fernando-alonso-mclaren-china--644x362

 

Aunque los resultados en la pista del MP4-30 no sean muy satisfactorios, Fernando Alonso ha sido bien recibido en su regreso a la escudería McLaren. Ya no solo por su relación con Eric Boullier, director deportivo, con quien se le puede ver a menudo conversando, sino también con el resto del equipo. Todo lo contrario a lo que proclamaba estos días Nikki Lauda, quien llegó a decir del asturiano que era un piloto “oscuro y malhumorado que había envenenado Ferrari”.

Alonso siempre intenta crear un vínculo especial con sus ingenieros más próximos. Por ejemplo, su primer técnico de pista en Renault, Paul Monaghan, quien hoy es un alto cargo en el organigrama de Red Bull, sigue siendo a día de hoy amigo personal del piloto español. Lo mismo ocurre con la gente de Ferrari, sobre todo con Maximo Rivola, mánager de la escudería al que ya conocía desde su paso por Minardi. Otro ejemplo lo encontramos en Andrea Stella, quien no ha dudado en seguir a Alonso hasta McLaren después de pasar toda una vida en Maranello.

A pesar de lo que publican los medios la relación de Alonso con Ferrari sigue siendo buena, como lo demuestra el hecho de que con frecuencia se le vea montando en bicicleta o cenando con alguno de los componentes del equipo italiano.

En lo que respecta a McLaren más de lo mismo. El sábado pasado en Shanghái el piloto español se llevó una gran sorpresa: al entrar en la reunión técnica, sus ingenieros rompieron a aplaudirle. El piloto no sabía el motivo de tal celebración. Pronto le sacaron de dudas: nadie podía creer que sin un solo reglaje y a ciegas el piloto asturiano hubiera podido quedarse a milésimas de Jenson Button.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *