uida
No te lo pierdas

Cuáles son las funciones de un osteópata

funciones-osteopata

La osteopatía es una técnica que está cada vez más de moda pero que todavía sigue siendo desconocida por gran parte de la sociedad. Para poder aclarar hemos hablado con un osteópata en Granada que nos ayudará a dar una definición y explicar los tipos.

Para comprender esta técnica vamos a empezar con un poco de historia. Esta disciplina fue creada por Andrew Taylor Still en 1874. Still era un médico de Estados Unidos que se había dado cuenta de las carencias en los recursos disponibles. Él pensaba que la función del médico era restaurar las funciones músculo-esqueleticas.

A raíz de estos problemas, fundó la Escuela Americana en Misuri en el año 1892. Esta institución se encargaba de enseñar la manipulación, nutrición y cambios de estilo de vida en lugar de las terapias tradicionales o intervención quirúrgicas.

La Asociación Americana se creó en 1901 con el objetivo de que la profesión estuviese regulada. En 1962, los osteópatas fueron reconocidos por los derechos de la práctica completa en todo el país.

En su momento, la osteopatía fue pionera en técnicas como en las terapias craneosacrales, que a día de hoy son usadas en múltiples disciplinas. La terapia craneosacral es una suave manipulación de los huesos del cráneo con el objetivo de restablecer el equilibrio del cuerpo.

La medicina osteopática se basa en la creencia de que la mayoría de las enfermedades están relacionadas con problemas en el sistema músculo-esquelético y que la estructura y función del cuerpo están relacionadas.

El sistema músculo-esquelético se compone de nervios, huesos y músculos, todos los cuales están interconectados y forman la estructura del cuerpo tal como lo conocemos. Este método trabaja de manera muy parecida a la medicina tradicional, aunque muchos médicos osteópatas mantener el enfoque histórico de la salud estructural.

A día de hoy, esta disciplina sirve para que una vez se han diagnosticado tensiones, el especialista pueda centrarse en recuperar la correcta movilidad, adecuada postura y en activar los mecanismos de auto-curación del cuerpo mediante diversas técnicas no invasivas. Estas podrán paulatinamente ayudar a restablecer el equilibrio del paciente de manera integral.

Tipos de osteopatía

En función de la parte del cuerpo que se va a tratar, se puede clasificar la osteopatía en diferentes tipos:

  • Estructural: Está enfocada a revisar todo lo que tiene que ver con los dolores y enfermedades relacionadas con la estructura del esqueleto y cómo las malas posturas pueden afectar a las personas. Se centra en los huesos y la posición que estos deben tener para que los órganos y tejidos tengan una movilidad correcta.
  • Visceral: Trata de mejorar la circulación que afecta a los órganos para que puedan cumplir con sus funciones, complementando el beneficio que genera la osteopatía estructural.
  • Craneal: Cuando los síntomas del paciente hacen pensar en un mal funcionamiento del sistema nervioso central del paciente, el especialista se va a centrar en tratar el área del cerebro y sus ramificaciones.
  • Emocional: Se trata de un proceso terapéutico en el que libera nuestra mente y nuestro cuerpo de los efectos de traumas del pasado que se asocian con reacciones negativas.

No hay que pasar por alto que esta técnica para tratar a las personas, divide al ser humano sino que lo enfoca como un todo, donde cualquier mal funcionamiento en los componentes del cuerpo desencadenará una seria de dolencias que son signo manifiesto de que el organismo no está debidamente equilibrado.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *