uida
No te lo pierdas

Los problemas de Brasil para el Mundial 2014

Mundial_Brasil

Brasil parece uno de los escenarios perfectos para celebrar un Mundial de fútbol por todo lo alto y de hecho es lo que se espera para este verano cuando de comienzo el Mundial de Brasil 2014. Sin embargo, lo que en principio debería ser una auténtica celebración para un país que vive el fútbol como el que más se está comenzando a convertir en una pequeña pesadilla, al menos para los organizadores, que ven como el tiempo se echa encima y todavía quedan muchos frentes abiertos y flecos por cerrar.

 

 

Se llevaba meses avisando de que Brasil mostraba claros signos de dificultades para llegar a tiempo y finalizar todas las obras necesarias para dar comienzo el Mundial de fútbol. Sin embargo, desde Brasil se intentaban calmar los ánimos asegurando que todo estaba bajo control y que todas las instalaciones estarían preparadas a tiempo. A pesar de todo, las imágenes que nos iban llegando con el estado de las obras hacían prever lo contrario y es que el ritmo no era suficiente para llegar a tiempo. Así lo ha demostrado el reciente aumento de la inversión que Brasil ha tenido que realizar para poder acelerar el ritmo de las obras y asegurar que de cara al Mundial esté todo listo y preparado.

Este es sólo uno de los problemas que tiene Brasil pues hay que destacar que una importante parte de la sociedad no está muy de acuerdo con la celebración del mayor torneo futbolístico del mundo. Es motivo son las grandes diferencias sociales y dificultades económicas que atraviesa una parte de la población brasileña, por lo que se considera cuanto menos un insulto el gran dispendio económico que se está realizando para albergar durante un mes este tipo de competición.

La FIFA ha querido echar un cable a la organizadora asegurando de que aunque todavía quedan muchas cosas por hacer, hay tiempo suficiente y que todos los frentes abiertos están más que controlados. Sin embargo, los retrasos en las obras de algunos estadios son más que considerables lo que provoca que existan muchos escépticos que pongan en duda este tipo de afirmaciones. Por si fuera poco, algunas de las sedes que se presumían ya finalizadas han comenzado a mostrar algunos problemas y es que las prisas nunca son buenas pero el 12 de junio está a la vuelta de la esquina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *